LA INDUSTRIA DE LA MODA DESPUÉS DEL COVID19

Actualizado: may 9






Toda industria está atravesando momentos complicados actualmente, cada industria tendrá que reinventarse en cada aspecto como empresa ya que el mundo, una vez que sea desconfinado, no será el mismo de antes, pero mientras tanto tenemos que actuar e ir avanzando, creando una mejor comunidad como marca.


Hay muchas hipótesis de estudiantes, profesionales sobre la nueva tendencia en la industria, si un desarrollo 100% nacional sería más sostenible y lógico?

Para comenzar tenemos que tener en cuenta que no en todos los países es tan fácil que esto sea posible ya que pueden chocarse con precios de insumos excesivamente elevados o una producción poco factible para algunas industrias como para el FF (Fast Fashion) . Por otro lado, la iniciativa de un desarrollo de una empresa en su mismo lugar de origen, en el caso de la moda, tendría un impacto positivo ambiental y así podría crear una economía circular, esto quiere decir que el mundo también podría volverse más eco-friendly, eso va a depender de la creatividad de cada emprendedor o diseñador y dentro del cambio que se pueda hacer, pero lo que quiero decir es que sí podría ser una opción positiva dar un giro a la industria de la moda, sé que no será tan fácil, pero todo es posible. Es hora de empezar a investigar, buscar en el mercado nacional todo lo necesario para seguir adelante. Ya la industria de la moda está fuertemente vetada por ser la más contaminante y poco ética a nivel mundial.





Otro punto importante es la comunicación de una marca, más que nunca la tecnología va a salvar a la industria “Tech Booming término que significa el aumento del uso tecnológico, por ejemplo en Paris y Milan ya han confirmado desfiles de moda online, siguiendo la tendencia de Asia, no es el mismo feeling, pero es importante que el mundo siga encontrando escapes y soluciones en la tecnología, mientras más innovador, fresca y optimista sea la comunicación tendrá mejor impacto. También se implementaran showrooms digitales a través de la realidad virtual. El E - commerce es otro ejemplo, de hecho, muchas empresas ya contaban con esto, pero va a tener que implementarse y mejorar la interacción con sus clientes.

Para cerrar esta nota, quiero dejarles un mensaje positivo no se olviden que la moda ha enfrentado muchas crisis, guerras y ha podido salir adelante, la vestimenta es una necesidad y ya depende de nosotros al momento de comprar y emprender de una manera consciente.

© 2020 by Emilia Cotrina.